Facebook Twitter Youtube Blog Pinterest Tot Cavall Tot Cavall Tot Cavall info@theanimallshop.com 965 870 797 https://www.tot-cavall.com/skin/frontend/default/animallshop/images/logo.png
965 870 797 https://www.tot-cavall.com/skin/frontend/default/animallshop/images/logo.png EUR
Av. Marina Baixa 122, 03530 La Nucia (Alicante), España La Nucia 03530
38.608944 -0.128188
portes gratis tot cavall tot animals

Busca aquí tus productos

Cabezada

Se tratan de unas herramientas completamente necesarias para poder montar a caballo. Todo caballo debe tener dos estilos de cabezadas distintas, una para realizar actividades de hípica y equitación y otra para su uso en la cuadra. Estos elementos son de piel o cuero suave que aporta flexibilidad al movimiento del caballo y no le daña, siendo más complicado que reciba rasguños o se hiera. Además a la hora de colocarla debemos tener en cuenta que debe estar bien ajustada, pero sin apretar demasiado al caballo.

Qué hay que tener en cuenta para la elección del accesorio más adecuado.

Para seleccionar la muserola (también denominada de esta manera) adecuada hay que tener en cuenta las diferentes partes del caballo para escoger la más adecuada, según la complexión del caballo cambiará:

  • Los orificios de la nariz
  • La mandíbula
  • La lengua
  • Los músculos de la mandíbula

Cabezadas para caballos

Son una parte importante del afianzamiento de la mandíbula y boca del caballo, puede estar hecha de dos tipos de materiales ya sea cuero o seda, es un conjunto de correas que se encargan de dar soporte a los huesos del cráneo del caballo evitando daños en la mandíbula.

¿Cómo escoger la más adecuada?

No todas son ideales para un caballo, nuestra elección de muserola debe estar basada no solo es la sujeción que esta proporciona sino en la anatomía de la cabeza del caballo que requiere ciertos cambios en las dimensiones de las correas, debe ser elegida dependiendo de los huesos de la nariz, mandíbula, lengua, barras de caballo.

Las muserolas se encargan de hacer presión sobre el hueso de la nariz y restringir la apertura excesiva de la boca que haría que las riendas se salieran de la boca del caballo, es por eso que al momento de colocarla se debe tener especial cuidado, no ejercer demasiada presión y tampoco dejar demasiado flojo.

Deberíamos ajustar siempre que vamos a colocarla para hacer la menor presión sobre las fosas nasales del caballo al igual que sobre sus mejillas, garantizando así el flujo de aire adecuado para el caballo, además de que si ejercer una presión innecesaria estamos evitando lesiones muy tempranas causadas por la rienda en la mandíbula del caballo.